agosto 1, 2020

Habla Barranquilla

Noticias de Barranquilla y el mundo

Lo que el coronavirus se llevó en el mundo musical

Por: Roque Herrera Michel, Especial para HABLA BARRANQUILLA



Ha resultado dolorosamente enorme el número de muertes que ha cosechado el coronavirus dentro del mundo musical en todos sus géneros y manifestaciones.

El patógeno microrganismo asiático parece haberse ensañado de marzo para acá con la gente del pentagrama pues han sido muchos y muy reconocidos los artistas que han sucumbido en todo el orbe ante su letal ataque. Llama la atención que en su mayoría los afectados han sido músicos de edad madura cuyo deceso se ha producido debido a graves complicaciones desencadenadas en sus organismos por el dañino virus invasor.

FAMOSOS MUSICOS  QUE HAN MUERTO POR EL COVID 19

 Dentro de esa larga lista de melómanos afectados se encuentran reconocidos y populares  exponentes de los géneros más diversos  los cuales residían en los más apartados lugares del planeta.

El Jazz ha sido uno de los géneros más golpeados por la pandemia. Tanto es asi que algunos consideran que acabó con una generación de maestros de esta variedad musical. Por ejemplo, la leyenda del Jazz  Ellis Marsalis Jr. (1934-2020) falleció el 1° de abril de una neumonía producto del Covid-19, dejando el triple legado de pianista leyenda, educador y padre de músicos estrellas. Igualmente sucumbieron ante el letal virus otros destacados exponentes estadounidenses entre ellos el legendario saxofonista Lee Konitz ( murió el 15 de abril, a los 92 años)  nacido en Chicago quien tuvo una extensa trayectoria de más de siete décadas. Así mismo fenecieron  el contrabajista y saxofonista Bootsie Barnes nacido en Filadelfia quien fue pieza clave en el famoso sonido del jazz de su ciudad y el virtuoso trompetista Wallace Roney que murió en Nueva Jersey a los 59 años como consecuencia de complicaciones del coronavirus.

En esa misma especialidad musical también falleció el reconocido contrabajista, violinista y poeta Henry Grimes nacido en Filadelfia quien comenzó tocando tuba y percusión, pero fue con el contrabajo que sobresalió. Así mismo en Estados Unidos dejó de existir el célebre violinista  Vincent lionti, quien tocó para la Orquesta de la Ópera Metropolitana por 33 temporadas. Así mismo, tres días después de cumplir 83 años, el 22 de marzo, falleció el popular compositor y pianista Mike Longo originario de Ohio.

Pero el fúnebre manto de la muerte continuo arropando a otros reconocidos melómanos. El 29 de marzo a los 69 años en Manhattan se apagó la vida del cantante, guitarrista, compositor, actor y modelo Alan Preston Sachs Merrill, por complicaciones derivadas del Covid-19. De otro lado el  famoso cantante country Joe Diffie murió también el 29 de marzo en Nashville a los 61 años. Dos días antes de su muerte anunció  que había dado positivo al Coronavirus. Unos días después, el 31 de marzo,  le toco al turno de claudicar a la cantante y escritora neoyorquina Cristina ( Cristina Monet Zilkha), a los 64 años quien influyó con su estilo a cantantes de la talla de Madonna, Cindy Lauper, Lady Gaga y Lana Del Rey.

El 1 de abril, a los 94 años, murió el veterano guitarrista estadounidense de jazz John «BUCKY» Pizzarelli, cuya dilatada carrera lo llevó a colaborar con cotizados artistas como, Carly Simon, Aretha Franklin, Solomon Burke y Paul McCartney.  Pizzarelli fue parte de la banda del famoso programa de Johnny Carson y tocó en diversas ocasiones en la Casa Blanca.

Uno de los días mas fatídicos para la música fue el 7 de abril. Ese día  la pandemia global del Covid-19 se llevó  al talentoso músico neoyorquino Adam Schlesinger  a sus 52 años quien dejó un importante legado de 13 discos en 25 años. El mismo 7 de abril, en Nashville  a los 73 años, víctima del microorganismo asiático, igual falleció John Prine, legendario e influyente músico estadounidense de folk. En idéntica fecha, un día después de su cumpleaños, falleció a los 64 años Hal Willner el  singular y muy creativo  productor musical.  Fue colaborador por mucho tiempo del famoso programa Saturday Night Live. Para rematar ese mismo   7 de abril, a los 79 años, además falleció debido al Covid-19 el auto denominado Juglar de Manhattan Eddy Davis,  un virtuoso del banjo y gran vitrina del jazz tradicional dirigiendo la Eddy Davis New Orleans Jazz Band, que desde finales de los 60 contaba con el cineasta Woody Allen como clarinetista. En 2012 recibió un Grammy por su participación en la película “Midnight in Paris” de Allen.

Unos días mas tarde, el 10 de abril falleció la cantante neoyorquina de R&B y house,  Ceybil Jefferies (nombre artístico Sweet Sable). Dos semanas después, con apenas 35 años falleció el rapero neoyorkino Fred The Godson, el 23 de abril, de nombre original  Frederick Thomas. Fue un DJ habitual de la emisora Hot 97 de Nueva York. Por esos días tambien se produjo el deceso por Covid 19 del joven rapero neoyorquino William Daniel con apenas 24 años y una carrera que prometía mucho. En poco tiempo ya era considerado uno de los jóvenes raperos con más futuro de la costa este de Estados Unidos.

El 24 de abril, a los 54 años, murió el influyente DJ/productor Mike Huckaby, uno de los nombres importantes de la camada de los 90 del Detroit Techno, mezclando techno, house y jazz. El 27 de abril, a los 52 años, murió el cantante de góspel Troy Sneed nacido en Florida. A lo largo de 20 años publicó siete discos y fue un habitual de las listas Billboard de Gospel. El 2 de Junio, con 34 años, claudica por coronavirus el cantante Chris Trousdale ex integrante del grupo Dream Street,

LA COSECHA DEL COVID-19 EN AFRICA Y EUROPA

La música africana también sufrió sus efectos en esta pandemia.  El clarinetista y artista israelí (nacido en Suráfrica) Harold Rubin  falleció el 1 de abril a los 87 años. Rubin se educó en Johanesburgo y durante los años 50 desafió al régimen del Apartheid tocando en pueblos y barrios negros con músicos negros. Su creación más controvertida como artista fue “My Jesus”, recreando la crucifixión con un Jesucristo negro con cabeza de monstruo, la cual le costó ser acusado por el régimen de blasfemo.

De otra parte, el 19 de marzo a los 66 años, en un hospital de París se produjo el deceso del cantante y compositor congoleño Aurlus Mabélé ( su nombre de pila era Aurélien Miatsonama) conocido como el Rey de Soukous, un tipo de música mezcla entre africana y caribeña. Igual suerte corrió el músico camerunés Manu Dibango (1933-2020), el patriarca del jazz africano,  24 de marzo.

En Europa fueron varios los cantantes y las personas vinculadas al medio musical que desaparecieron por culpa del virus. En España el famosísimo cantautor  Luis Eduardo Aute perdió la batalla el 4 de Abril a los 76  años.  El mundo del Jet set por su parte  registró el 27 de marzo la muerte de la actriz italiana Lucía Bosé esposa del torero Luis Miguel Dominguín y madre del cantante Miguel Bosé.

Justamente el 7 de abril, día de su cumpleaños 92, fallece a causa del coronavirus el actor, cantante y bailarín de flamenco Enrique Castellón Vargas, conocido artísticamente como el Príncipe Gitano. Su fama surgió en los años 50 y paseó el nombre de España por muchos países. Tambien en la península ibérica falleció el 10 de marzo a los 58 años el reconocido saxofonista argentino Marcelo Peralta, radicado en Madrid desde 1996.

 En Inglaterra el virus asiático  también generó estragos entre la gente de la música. El 24 de marzo, a los 76 años, murió Thomas Thornton, uno de los más queridos personajes que acompaño en  Liverpool el surgimiento de The  beatles con quienes compartió muchas veces escenario.  El rapero y productor británico de ancestros nigerianos, Benedict Chijioke, conocido como Ty, murió el 7 de mayo a los 47 años luego de un severo cuadro de neumonía a raíz del coronavirus.  Ty fundó en 1995 el colectivo Ghetto Grammar, pionero en la enseñanza del hip hop en el Reino Unido.

Sorpresivamente, el 17 de abril, murió por una hemorragia ocasionada por el Covid-19, el bajista inglés Matthew Seligman (1955-2020), pieza fundamental de la banda de Thomas Dolby. De otra parte, a los 71 años, el 3 de mayo, feneció el teclista Dave Greenfield de la indispensable banda inglesa The Stranglers, a la cual aportó un sonido distintivo que sin duda estableció gran diferencia con los grupos surgidos en la segunda mitad de los años 70 y que desarrollaran su carrera al calor del punk.

En la península itálica el 11 de mayo, a los 64 años, falleció el cantante, productor DJ italiano, mejor conocido como Albert One. Otro artista italiano eliminado por el Covid 19 fue el compositor, pianista y productor italiano Detto Mariano. Su deceso fue el 25 de marzo.  Por último, en el epicentro de la Pandemia en Italia (Lombardia) falleció el cantautor Sergio Bassi el 16 de marzo a los 69 años

En otros países de Europa también el Covid-19 cosechó muerte. El 21 de abril a los 63 años murió el guitarrista francés Jacques Pellen, con un largo historial que incluye trabajos junto a reconocidos cantantes además de sus propios discos como solista en los que abordó el folk bretón. Por su parte el 26 de marzo a los 83 años falleció el trombonista sueco Olle Holmqvist, músico de cabecera del célebre grupo ABBA. Desde hace algún tiempo padecía de Alzheimer y el Covid-19 le complicó el cuadro.

ESTRAGOS DEL CORONAVIRUS EN COLOMBIA Y LATINOAMERICA

Retornando al continente americano uno de los más sensibles fallecimientos por el letal virus fue el de la superfamosa actriz y cantante canadiense Renée Claude quien abandonó este mundo  el 12 de mayo a los 80 años. Su canción más famosa fue “Ven Ven ….Vuelve Padre a casa”  de la cual la española Marisol hizo una popular versión.

Otra dolorosa partida para la música latinoamericana fue la del reconocido cantautor dominicano Victor Victor autor de maravillosas canciones como la impactante “Te busco” ( que hizo famosa Celia Cruz) y la bachata “En mi mesita de noche”, entre otras.

Por su parte en Mexico  el 30 de abril murió a los 85 años el cantante Oscar Chavez  victima del Covid. El 13 de mayo, a los 70 años, murió el popular intérprete  Gustavo Nakatani Ávila, mejor conocido como Yoshio, un nombre artístico relacionado con sus ancestros japoneses que significa “hombre noble”.

En Brasil, uno de los países del mundo más golpeados por la fatídica pandemia, también se registraron bajas de famosos artistas musicales.  El 4 de mayo a los 73 años murió el compositor, cantante, escritor y psiquiatra Aldir Blanc Mendes, conocido autor de canciones popularizadas por grandes de la música en Brasil como João Bosco, el guitarrista Guinga, Milton Nascimento y Elis Regina.  A Mendes le siguió en turno de fallecer el 5 de mayo, a los 62 años, el guitarrista, compositor, escritor, poeta y periodista Ciro Pessoa también conocido por su nombre budista Tenzin Chöpel. Fue fundador de la recordada e influyente banda de rock Titãs en  los 80 y luego fundó el grupo post punk Cabine C.

A los 85 años, el 9 de mayo, murió el cantautor brasileño Carlos José Ramos dos Santos, uno de los grandes exponentes del seresta, un género de canción popular parecido a la serenata y al bolero. Por su parte el 10 de mayo se produjo el deceso por complicaciones del Covid-19 luego de una cirugía del cantante y compositor brasileño David Antônio Corrêa, a los 82 años. Corrêa fue un popular cantante de samba y varias de sus derivaciones todas ligadas con celebraciones y escuelas de samba.

En Martinica (isla francesa del Caribe) el coronavirus dio cuenta el 4 de abril a los 64 años del baterista y cantante Patrick Francfort del trío musical The Gibson Brothers, conformado por tres hermanos.

En Colombia aunque han sido varios los artistas que han sido afectados por el coronavirus, algunos de ellos han superado la crisis: Fabiola una de las legendarias “Hermanitas Calle”,  la cantante Karol G, el artista magangueleño Martín Madera compositor de: “El Amor de mi Tierra” y “Déjame Entrar”, el cantante de salsa “Nacho” Acero,  Juan Pablo Villamil integrante del grupo Morat , Luis Campillo, integrante de la agrupación vallenata Kvrass , entre los principales .

Pero lamentablemente  otros han mortalmente sucumbido. El caso más doloroso ocurrió en Barranquilla en donde generó enorme conmoción la sensible muerte el 23 de Junio del artista y cantautor tropical Roberto ‘Joe’ Urquijo quien desarrollo  extensa carrera con el Grupo Niche, Grupo Raíces, Son de la Cueva, Alma Latina, La Bandita, Robert y su Banda, Charanga Almendra, entre otras.

Como dato curioso otros artistas muy reconocidos fallecieron en el presente año pero por razones distintas al Coronavirus: el humorista, ventrílocuo, cantante e imitador venezolano Carlos Donoso,  el célebre cantante  español Paul Dones creador del grupo Jarabe de Palo y el reconocido cantante argentino Sergio Denis ( sus principales éxito “Te llamo para despedirme”)   que falleció el 15 de Mayo en Belgrano luego de un año de complicaciones luego de que en marzo de 2019 durante una función en un teatro de Tucumán, pisó mal sobre el escenario y se precipitó al foso de la orquesta. El 9 de mayo falleció de cáncer de huesos  a los 87 años la leyenda del rock Little Richard, el reconocido cantante Kenny Rogers ( el 20 de marzo a los 81 años)  y para esa misma fecha también a los 30 años  falleció por causas naturales la cantante de pop y country Cady Groves.

roquehmichel@hotmail.com