domingo, octubre 2, 2022

InicioInternacional.La metrópolis china de Chengdu ordena confinamiento a a 21 millones de...

La metrópolis china de Chengdu ordena confinamiento a a 21 millones de residentes por cientos de casos de covid-19

La metrópolis china de Chengdu impuso un confinamiento generalizado en toda la ciudad este jueves por la noche, confinando a 21 millones de residentes en sus hogares mientras el país duplica su política de cero covid antes de una reunión clave del Partido Comunista.

La medida ofreció un claro recordatorio de hasta dónde está dispuesto a llegar el país para apegarse al enfoque de tolerancia cero favorecido por el líder Xi Jinping, con el cierre de la megaciudad tras la denuncia de más de 700 casos la semana anterior.

La orden de confinamiento se produjo a pesar de los esfuerzos anteriores de las autoridades para sofocar los rumores de que se avecinaba un cierre de este tipo, y la policía arrestó a un residente acusado de hacer «comentarios provocativos» en las redes sociales.

El cierre requiere que todos los residentes permanezcan en casa desde las 6 p.m. del jueves, excepto para las pruebas obligatorias de covid. Las pruebas masivas se llevarán a cabo de jueves a domingo, dijo el gobierno de la ciudad.

El sistema digital de la ciudad que se utiliza para registrar las pruebas de covid fue bloqueado repetidamente debido al aumento repentino de entradas, lo que ha dado lugar a largas filas en algunos sitios de prueba, según los residentes en las redes sociales.

Los hogares pueden enviar a una persona a comprar comestibles una vez al día con una prueba negativa, y los residentes con solicitudes de emergencia, como buscar atención médica, deben obtener la aprobación de un comité vecinal.

Se cerrarán todos los negocios excepto supermercados, farmacias y hospitales. Las comidas en restaurantes también se suspenderán y solo se permitirán comidas para llevar.

Este es el cierre de una ciudad más grande de China desde que Shanghái, el centro financiero de 25 millones de personas, salió de un doloroso cierre de dos meses en junio.

Shanghái reportaba miles de infecciones por día a finales de marzo cuando se dirigía al confinamiento. El miércoles, Chengdu reportó solo 156 casos.

Compras de pánico en Chengdu tras anuncio de confinamiento

El cierre de Chengdu, anunciado horas antes de que entrara en vigor, provocó compras de pánico en toda la ciudad. Las fotos que circulan en las redes sociales muestran mercados llenos de gente, baúles y asientos traseros llenos de comestibles, y una docena de pollos amarrados al techo de un automóvil.

La compra de pánico siguió a escenas similares a principios de semana luego de la especulación en las redes sociales de que las autoridades estaban considerando un cierre.

El lunes, un residente de Chengdu con el nombre de usuario «Bosque Tropical» en WeChat, la popular aplicación de mensajería de China, dijo en un chat grupal que las autoridades discutirían si imponer un confinamiento en una reunión vespertina. Las capturas de pantalla de sus mensajes se filtraron y se volvieron virales en las redes sociales, lo que llevó a los residentes a comprar comestibles y artículos de primera necesidad en los supermercados.

El martes, la policía de Chengdu dijo que la usuaria de WeChat, de apellido She, había causado pánico entre los ciudadanos e interrumpido el trabajo de prevención de epidemias al publicar «comentarios provocativos». Fue detenida durante 15 días y multada con 1.000 yuanes por «buscar peleas y provocar problemas».

Redoblando la apuesta por el covid cero

China es uno de los últimos lugares del mundo que sigue aplicando medidas estrictas de covid cero, que se basan en una amplia vigilancia digital, pruebas masivas, cuarentenas extensas y cierres instantáneos.

La estrategia se ha enfrentado a desafíos cada vez mayores debido a la variante ómicron altamente infecciosa, y las autoridades de China luchan por controlar los brotes. En los últimos 10 días, se han registrado nuevos casos locales en las 31 provincias y regiones de China continental.

En el centro tecnológico del sur de Shenzhen, las autoridades cerraron Huaqiangbei, el mercado de productos electrónicos más grande del mundo, esta semana al cerrar docenas de vecindarios y suspender el servicio en 24 estaciones de metro y cientos de estaciones de autobús en toda la ciudad.

En la ciudad portuaria norteña de Dalian, el jueves se impuso un cierre que se prolongó hasta el domingo en sus principales áreas urbanas, lo que afectó a unos 3 millones de residentes.

En Shijiazhuang, la capital de la provincia de Hebei en el norte de China, las autoridades suspendieron el transporte público en la ciudad durante el fin de semana, luego de que se detectaron 30 infecciones durante las pruebas masivas. Cuatro distritos ordenaron a más de 3 millones de residentes trabajar desde casa hasta el miércoles por la tarde.

En el oeste de China, Xining, la capital de la provincia de Qinghai y hogar de 2,5 millones de personas, ordenó un cierre de lunes a jueves en sus áreas urbanas y suspendió el transporte público.

Los cierres continuos han paralizado el crecimiento económico. En julio, el desempleo juvenil en China alcanzó un máximo histórico, con uno de cada cinco jóvenes sin trabajo.

Si bien inicialmente apoyó el enfoque de tolerancia cero, el público chino se siente cada vez más frustrado con las interminables restricciones en su vida diaria. La aplicación a menudo despiadada y caótica de la política por parte de los gobiernos locales ha alimentado aún más la ira y el resentimiento del público.

A pesar del costo económico y social, los líderes chinos han prometido repetidamente apegarse a la política de cero covid, insistiendo en que está salvando vidas. Los funcionarios de salud dicen que la tasa de vacunación relativamente baja entre la población anciana de China y la inadecuada capacidad de atención médica rural son obstáculos para abandonar el cero covid.

Las autoridades locales de toda China están bajo una enorme presión para evitar que los brotes se disparen a pocas semanas de una reunión clave del Partido Comunista. Mantener la estabilidad social siempre ha sido una prioridad principal en el período previo a eventos políticos importantes.

Se espera ampliamente que el 20º Congreso del Partido, programado para comenzar el 16 de octubre, vea al líder chino Xi Jinping extender su control del poder por otros cinco años.

Algunos chinos que se han desilusionado con el covid cero, esperan que las restricciones se relajen después del congreso, pero el gobierno no ha ofrecido ningún cronograma sobre un posible cambio de política.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments