domingo, abril 21, 2024
No menu items!

InicioActualidadYa está lista la sexta edición de Iraka, la revista de Unisimón

Ya está lista la sexta edición de Iraka, la revista de Unisimón

Iraka tiene desde esta edición un renovado sitio web, para una mejor experiencia de sus lectores.

Su tema central revela el trabajo de un grupo de nefrólogos y reumatólogos sobre la nefritis lúpica.

Desde este 12 de agosto, ya está a disposición de los seguidores de las noticias relacionadas con ciencia, medio ambiente, nuevas tecnologías, estudios sociales, emprendimiento e innovación la más reciente edición Iraka.

Así, en su sexta salida, la revista de periodismo científico de la Universidad Simón Bolívar, que además cuenta con un renovado sitio web para una mejor experiencia de los lectores, esta publicación destaca en su portada el trabajo de un grupo de nefrólogos y reumatólogos, liderados por el médico Ph.D. Gustavo Aroca Martínez, quien está a cargo del Grupo de Investigación en Nefrología, que ha analizado desde hace 20 años la nefritis lúpica en el Caribe colombiano.

Esta labor, les ha permitido desarrollar un esquema de geolocalización de pacientes con esta enfermedad.

En esa línea, cabe anotar que el lupus es una enfermedad crónica inflamatoria que se caracteriza por una actividad atípica del sistema inmune, lo que produce una gran variabilidad de síntomas que pueden afectar a cualquier órgano a partir del ataque al sistema inmunitario contra las células sanas.

Por eso, el proyecto que adelanta la Universidad Simón Bolívar, en alianza con la Clínica de la Costa, es una puerta abierta a la prevención de la nefritis lúpica, que contribuye de forma significativa a la morbilidad y mortalidad de personas con LES.

En consecuencia, georreferenciar las denominadas ‘zonas calientes’ —aquellos sectores con una alta incidencia de la nefritis lúpica en el Caribe— abre la posibilidad para que se identifiquen cuáles son los patrones de aparición de la enfermedad en la región.

“Cuando localizamos la ubicación de los pacientes que tienen cierta enfermedad, podemos determinar si existe un patrón de presentación de dicha enfermedad”, afirma Henry González Torres, biólogo de la Universidad del Atlántico, candidato a doctor en Ciencias Biomédicas en la Universidad del Valle, profesor de Diseño de Investigación y coordinador de investigaciones de Medicina de Unisimón.

En tanto que Aroca Martínez, quien también es internista y nefrólogo de la Universidad Militar Nueva Granada (Bogotá), director científico de la Clínica de la Costa y director de la especialización en Nefrología de la Universidad Simón Bolívar, sostiene que la importancia del proyecto que ha desarrollado un modelo de salud renal es que ha permitido, en primer lugar, la detección temprana de la enfermedad; y, segundo, que es una atención oportuna porque facilita el acceso a los controles de los pacientes que están bajo tratamiento.

Otro tema de interés que registra Iraka, esta vez referente al campo de migración y frontera, tiene que ver con los científicos de la sede de Unisimón en Cúcuta, quienes comparten los principales resultados de un proyecto enfocado en cómo la xenofobia limita la integración socio-vecinal en la frontera con Venezuela.

Allí se expone que los comportamientos más comunes incluyen tratos despectivos, falta de empatía, intolerancia, prohibición de participar en discusiones u opiniones culturales y políticas, limitaciones a beneficios y participación en actividades comunitarias.

La sexta edición, así mismo, revela los detalles de la expedición liderada por científicos de Unisimón, Parques Nacionales Naturales de Colombia y la Dirección General Marítima, que descubrieron especies de coral y manglares conviviendo en una playa del Tayrona.

De acuerdo con fuentes de la Universidad, el descubrimiento de este nuevo hábitat, denominado coexistencia de manglares y corales (CMC), no es exclusivo de Colombia, puesto que investigadores de la Universidad de Florida lo observaron primero en la costa del Caribe estadounidense; y luego, en 2021, expertos del Instituto Smithsonian reportaron 34 especies de corales conviviendo con manglares rojos en el archipiélago Bocas del Toro, en Panamá.

No obstante, la trascendencia de estos hallazgos no es poca para el planeta, ya que además de reforzar las zonas costeras contra tormentas e inundaciones, los sistemas coralinos albergan un 32 por ciento de todas las especies marinas, de su existencia depende el 37 por ciento de los peces y se estima que benefician a 1.000 millones de personas directa o indirectamente.“Creemos que podemos encontrar asociaciones más complejas de corales y manglares en otras zonas del país”, asegura Hernando Sánchez Moreno, quien lideró la excursión realizada por iniciativa de Adaptia, el Centro de Investigación en Biodiversidad y Cambio Climático de Unisimón, y apoyada por la Fundación Instituto Bartolomé de las Casas (Inubac), Parques Nacionales Naturales y la Dirección General Marítima.

Emprendimiento y alta tecnología

Por el lado del emprendimiento, la revista Iraka presenta a ‘Cerebro’, el dispositivo electrónico creado por una compañía local para parametrizar el uso del agua, automatizar la preparación de nutrientes y programar los riegos en los cultivos de cannabis.

“Debido a su importancia vital, la Universidad, a través de la revista de periodismo científico Iraka, producida por la Dirección de Comunicaciones, se dedica a la trascendental tarea de presentar información completa, clara y accesible para la comunidad universitaria, el sector educativo y el público en general, acerca de los avances más destacados en esta área”, resalta en su editorial el rector de Unisimón, José Consuegra Bolívar.

De otra parte, la Universidad Simón Bolívar también exalta que tiene un amplio y nutrido espacio, equipos especializados para medir marcha, postura y hasta las capacidades pulmonares y cardiacas de atletas de alto rendimiento.

Al respecto, el Laboratorio de Análisis del Movimiento y Bioinstrumentación (LAMB) apoya los programas de Fisioterapia, Ingeniería Biomédica, Ingeniería Mecatrónica, maestría en Actividad Física y Salud, especialización en Seguridad y Salud en el Trabajo, y la especialización en Ergonomía, al igual que a varios grupos de investigación con herramientas que permiten que los estudios tengan eficacia y objetividad, con un margen de error mínimo.

“Contamos con equipos BTS que permiten a este laboratorio ser ‘gold estándar’. Es decir, sus resultados son completamente de nivel científico, confiables y válidos para realizar publicaciones e investigaciones con estándares requeridos a escala mundial”, explica su coordinadora, la profesora Leila Marín Blanco.

A estos avances se suma la electromiografía de superficie de ocho canales, que complementa los demás servicios. Esta tecnología permite identificar cuáles músculos del deportista se activan en cada fase, tanto marcha como salto, y observar las capacidades del movimiento como la fuerza excéntrica y concéntrica en el salto. “Podemos establecer la capacidad deportiva de la persona en evaluación, cuáles son sus potencialidades y en qué debería reforzar”, agrega la especialista.

Sin embargo, la que se lleva todos los elogios y está calificada como ‘la joya de la corona’ es el ergoespirómetro, un sofisticado equipo para realizar pruebas de esfuerzo y que permite conocer la capacidad pulmonar y cardiaca, así como la respuesta fisiológica ante un estímulo, en este caso el ejercicio. El ergoespirómetro ofrece más de 192 parámetros para evaluar y determinar la condición física de una persona.

Sin duda, el sexto número de Iraka ofrece información de primer nivel y de gran interés para las audiencias amantes de la ciencia, las nuevas tecnologías, el medio ambiente, los estudios sociales, los temas relacionados con el emprendimiento y la innovación vista desde diferentes ángulos.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments