La estadounidense Coco Gauff gana el US Open a los 19 años

0
116

La tenista ganó su primer trofeo de Grand Slam al vencer a la bielorrusa Aryna Sabalenka.

Con 19 años, Coco Gauff se corona en el US Open como la campeona más joven del siglo 21 en ganar un torneo de esta categoría.

Gauff es la.primer adolescente estadounidense en ganar el Us Open desde que la 23 veces campeona Serena Williams ganó el título en 1999.

La tenista estadounidense Coco Gauff coronó este sábado el US Open femenino, su primer trofeo de Grand Slam, al vencer a la bielorrusa Aryna Sabalenka en la final por 2/6, 6/3 y 6/2.

La nacida en la localidad balnearia de Delray Beach, en el estado de La Florida, también se convirtió en la tenista estadounidense más joven en el siglo XXI en ganar un torneo para mayores.

Con este triunfo, en su segunda final grande, Gauff es la estadounidense más joven en ganar el US Open desde su ídola Serena Williams, que lo hizo en 1999 a días de cumplir los 18 años.

Coco, seguida con lupa en el mundo del tenis desde su irrupción con 15 años, dio el salto definitivo a la élite con una exhibición de juego y carácter frente a la próxima número uno del circuito.

Sabalenka, que logró su primera corona de Grand Slam a principios de año en el Abierto de Australia, no ha bajado este año de las semifinales y tiene garantizado desbancar el lunes a la polaca Iga Swiatek como número uno de la WTA.

Esta tarde, la potente tenista bielorrusa, de 25 años, consiguió imponerse a las 25 mil personas que colmaron el estadio en Flushing Meadows en un primer set que se adjudicó con autoridad.

Cuando Sabalenka avanzaba decidida hacia su primer título en Nueva York, la final dio un vuelco extraordinario porque Gauff reaccionó con varias acciones explosivas y recibió el respaldo de su público.

Desde hace pocos meses, Gauff trabaja bajos las órdenes del español Pere Riba y el veterano ex tenista Brad Gilbert, quien fuera coach de Andre Agassi y Andy Roddick entre otros. Y en este ciclo suma 18 victorias y solo una derrota.

Durante la entrega de premios, la estadounidense tomo la palabra y agradeció a sus padres:

“Hoy es la primera vez que veo a mi padre llorar, él no quiere que lo diga. Él se cree muy duro, pero no lo es. Gracias por creer en mí desde el principio. Mi padre me traía a este torneo para ver a Venus y Serena (Williams) competir, es increíble estar aquí. Quiero dar las gracias a mis abuelos y mis hermanos, que están en casa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí